20 curiosidades que no sabías sobre el embarazo

20 curiosidades que no sabías sobre el embarazo

En el artículo de hoy te compartiremos algunas curiosidades sobre la maternidad, el embarazo y el propio feto. Cuestiones que puede que te hayas planteado alguna vez sin hallar respuesta y que, mínimamente, ¡te sacarán alguna que otra sonrisa! La maternidad es una carrera de fondo que nunca dejará de sorprendernos. ¡Vamos a ello!

Curiosidades sobre el bebé dentro del útero

  1. El bebé llora dentro del útero. Se estima que esto puede suceder a partir de las 26 semanas.
  2. El bebé desarrolla vello facial, el cual se conoce como lanugo.
  3. Los bebés son capaces de detectar los sabores en el útero. Esto es debido a que lo que ingiere la madre, llega a alterar el sabor del líquido amniótico.
  4. Desde el vientre, tu hijo ya empieza a captar los ritmos y entonaciones de su lengua materna, por eso cuando nace la distingue ante cualquier otro lenguaje.
  5. Sobre las 12 semanas, el bebé empieza a producir orina, la cual es expulsada a través del cordón umbilical.
  6. El corazón es el primer órgano que se forma. El primer latido del bebé se produce 16 días después de su concepción.
  7. El bebé puede percibir lo que la mamá huele a partir de las 28 semanas. Esto sucede gracias a las hormonas de la sangre materna. Cuando el bebé detecta algún olor, hace muecas y se mueve mucho.
  8. El bebé puede percibir el estado emocional de la madre, algo que sin duda puede afectar a su vida.
  9. Los bebés reaccionan a los estímulos. Desde la semana 16 escuchan ruidos internos y a partir de la 20, reaccionan también a los sonidos externos. Algunos estudios han planteado que, si el bebé escucha una melodía a menudo, una vez fuera del útero la seguirá reconociendo y le resultará tranquilizadora.
  10. Los bebés empiezan a dormir desde las 4 semanas, y alrededor de las 30 semanas se cree que ya han llegado a soñar. Los bostezos se producen a partir de las 18 semanas.
embarazo

Datos curiosos que quizás no sabías sobre las embarazadas

  1. Durante el embarazo, a través de la placenta se produce una migración de células fetales a la madre. Se distribuyen por todo el cuerpo y algunas llegan a adherirse al tejido cardíaco permaneciendo durante un tiempo indefinido, desconociéndose el motivo de este curioso suceso.
  2. Un estudio ha revelado que, al tener hijos, el cerebro de la madre llega a experimentar cambios en áreas relacionadas con la empatía que aumentan su capacidad para detectar el estado de ánimo del bebé o incluso posibles amenazas en el entorno. ¿A que esta no te sorprende?
  3. Los bebés son sensibles a nuestras expresiones faciales desde sus primeros meses de vida. Mirarles a los ojos, levantar las cejas o sonreírles puede activar las áreas del cerebro que están relacionadas con el reconocimiento facial y es realmente beneficioso para su desarrollo.
  4. Las embarazadas sufren un extraño crecimiento en los pies durante la gestación. Esto se debe al aumento de la laxitud y flexibilidad de los ligamentos y los huesos. Tu pie podría aumentar hasta un número, pudiendo volver a la normalidad tras el embarazo, o no.
  5. Durante el cuarto o quinto mes de embarazo, aparece la famosa línea alba, una línea hiperpigmentada de color oscuro, que va desde el abdomen hasta el pubis. Es un fenómeno que tiene relación con el incremento de hormonas y desaparece espontáneamente unos meses después del parto.
  6. El cuerpo humano es realmente inteligente. Por eso, durante el embarazo algunos órganos pueden cambiar de tamaño y hasta de posición, con el fin de adaptarse al crecimiento progresivo del útero y del bebé. El corazón, por ejemplo, aumenta de tamaño y rota hacia la parte superior, el estómago se coloca más arriba y hacia la izquierda, los riñones hacia arriba y hacia atrás. Una auténtica maravilla de la naturaleza.
  7. Las embarazadas desarrollan durante el embarazo una hipersensibilidad a los olores y sabores. El motivo es, como ya te esperas, debido a los cambios hormonales y se cree que puede ser un mecanismo de defensa del cuerpo, para protegerse de sustancias que podrían ser nocivas para la madre o el bebé.
  8. Es posible que notes que te gotea el pecho de forma espontánea antes de dar a luz. Este hecho es completamente normal, ya que estarás rezumando precalostro, un líquido denso y amarillento que precede al calostro, la primera leche materna que produce el pecho y que viene cargada de defensas.
  9. El útero es capaz de aumentar 500 veces su tamaño original para contener a un bebé (o dos, o tres…). Este maravilloso órgano, en su estado normal, tiene una capacidad de 10 ml, mide entre 6 y 9 cm, y pesa 100 gramos. Al final del embarazo, este es capaz de abarcar un total de 5 litros, medir hasta 35 cm y llegar al kilo o kilo y pico de peso. Una auténtica locura. De la misma forma, gracias a la inteligencia de la naturaleza, aproximadamente dos semanas después del parto este vuelve a su estado natural, como si nada hubiese pasado, lo que se conoce como involución uterina. Este es solo uno de los cambios que experimenta el cuerpo durante el embarazo.

¡Curiosidad extra! El origen del Día de la Madre

¿Te has planteado alguna vez de dónde y de cuándo viene el Día de la Madre? Durante el siglo XVII en Inglaterra, comenzó a celebrarse el “Domingo de Servir a la Madre”. De esta forma, los criados tenían un día de permiso para visitar a sus madres. Sin embargo, no fue hasta el siglo XX que se estableció un Día Internacional gracias a diversas activistas que defendían los derechos de las mujeres y lucharon activamente para que se celebrara un día como homenaje a la figura de las madres.

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.